Es la primera ocasión en Europa que esta tecnología supera un periodo de pruebas de largo plazo de generación de electricidad

  • Los ensayos están auspiciadas por el Ente Vasco de la Energía, que ha realizado una decidida apuesta por impulsar el desarrollo de las energías marinas.
  • El captador es un desarrollo de la empresa vasca Oceantec Energías Marinas.
  • El captador de energía de las olas que en otoño de 2016 fue botado en la ría de Bilbao para ser instalado en BiMEP, la plataforma de energías marinas situada frente a la costa de Armintza (Lemoiz), ha superado doce meses de pruebas en condiciones de mar reales. Es el primer dispositivo flotante de tecnología OWC (columna de agua oscilante) que ha sido instalado y conectado en todo el Estado y el primero en Europa en superar la barrera del año de pruebas en el mar generando electricidad.

    Este captador de energía de las olas, diseñada por la empresa vasca Oceantec Enegías Marinas, es un prototipo con forma de boya y conectado a la red eléctrica general. Los buenos resultados de las pruebas permiten validar la capacidad de esta empresa de desarrollo tecnológico para la consecución de un captador comercial de energía de las olas que logre a medio plazo un coste de generación de energía competitivo con otras fuentes alternativas. El objetivo es la creación de un captador a escala 1:1 conectado a red, que dé paso a la siguiente fase de ventas.

    Los objetivos en este plazo serán acceder a nichos de mercado, orientado a ubicaciones con déficit energético (tales como islas o zonas aisladas en costa), así como instalaciones marinas aisladas (piscifactorías, plataformas petrolíferas, etc). En el largo plazo, estos dispositivos son una alternativa real para parques de energía de las olas (undimotriz) conectados a red. Además, son compatibles para ser instalados en parques eólicos marinos flotantes, de corrientes marinas etc.

    Botadura e instalación
    Construido y ensamblado en Euskadi, esta boya vertical denominada MARMOK A-5, es un dispositivo en acero que contiene todo el equipamiento mecánico y eléctrico capaz de generar energía mediante el movimiento de las olas. Tiene unas dimensiones de 42 metros de largo y un diámetro de 5 metros, con un peso de 30 toneladas, sumergido casi en su totalidad salvo la cabeza flotante. Genera energía mediante la tecnología OWC (columna de agua oscilante), que aprovecha el movimiento de las olas para turbinar aire y producir electricidad.

    En octubre de 2016 fue botado en el dique que la empresa Navacel tiene en la ría de Bilbao y remolcado 10 kilómetros hasta su ubicación en BiMEP, frente a la costa de Armintza, donde se amarró y conectó a tierra mediante cables eléctricos submarinos que han transportado a tierra la energía eléctrica generada por el dispositivo, y lo que es más importante, parámetros e información necesaria para su validación tecnológica.

    Este dispositivo ha realizado todas las fases de prueba y validación en instalaciones de ensayo de Euskadi, primero en laboratorios de TECNALIA, para posteriormente ensayar la turbina en la planta de Mutriku, tras lo cual se instaló en BiMEP.

    Estrategia Energética
    La apuesta por las energías renovables y por la creación de nuevos sectores productivos en este área es un pilar de la Estrategia Energética del Gobierno Vasco para el año 2030. Euskadi pretende aprovechar los retos energéticos de futuro para que, junto a un abastecimiento cada vez más limpio y sostenible, contribuyan también a generar nuevos polos de conocimiento, riqueza y generación industrial en sectores de gran potencial de crecimiento. Se estima que en el año 2030 las energías marinas serán un mercado con inversiones superiores a los 8.000 millones de euros y una creación de empleo de 50.000 puestos de trabajo.

    En Euskadi se prevé que las energías renovables cobren mayor protagonismo con el objetivo de que el 21% de la energía eléctrica que se consuma en Euskadi sea de origen renovable en el año 2030.