Nueva campaña del Ente Vasco de la Energía por el día mundial de la eficiencia energética

  • Los programas de apoyo a la eficiencia del EVE han contribuido a un ahorro de energía del 4,3% de la demanda energética vasca en los últimos siete años .

Por cuarto año consecutivo el Ente Vasco de la Energía, la agencia energética del Gobierno Vasco, pondrá  en marcha una campaña de concienciación sobre la eficiencia energética y el ahorro enmarcada en el día mundial de la eficiencia energética que se celebra mañana martes 5 de marzo, y que tiene como fin poner en valor el uso responsable de la energía.
 
La campaña se desarrollará en medios online y radio y está principalmente dirigida a consumidores y consumidoras que realizan uso cotidiano de energía para sus labores diarias. En este sentido, la campaña pretende hacer una llamada de atención ya que los actos individuales –como utilizar los botones de apagado- suponen una gran aportación en su conjunto. Esta conciencia colectiva de un uso responsable de la energía es lo que, como sociedad, va a permitir avanzar hacia un desarrollo energético más sostenible y alcanzar los objetivos de la transición energética.
 
La eficiencia, en la consideración de que es la primera fuente de energía (ya que la mejor energía es la que no se consume) es un pilar fundamental de la Política Energética del Gobierno Vasco y, en consecuencia, de la labor que realiza el Ente Vasco de la Energía desde su creación hace ya 37 años. De hecho, tiene un claro reflejo en todos los programas de apoyo a la industria y otros sectores consumidores de Euskadi, dado que la energía es un factor que influye directamente tanto en el ámbito doméstico como en la capacidad competitiva de las empresas en los mercados internacionales.

Eficiencia, clave del ahorro
La importancia de la eficiencia se ve reflejada también en los programas de ayuda que anualmente pone en marcha el EVE para promover la reducción del consumo energético. Cabe destacar que en el periodo 2012-2018 estos programas de apoyo a la puesta en marcha de proyectos e instalaciones han contribuido a un ahorro acumulado de energía de 279.000 tep (toneladas equivalente de petróleo) de energía primaria. Esta cifra representa el 4,3% de la demanda de energía anual de Euskadi.