Jornadas y Noticias

La Energía Nuclear

Central nuclear

Los combustibles nucleares se utilizan en centrales para producir energía eléctrica. Con el proceso de fisión de los núcleos del plutonio o del uranio se obtiene una gran cantidad de calor que se utiliza para calentar agua y producir vapor, que se turbina para generar energía eléctrica.

Esta fuente es muy intensiva desde un punto de vista energético, por lo que puede aportar una gran cantidad de energía en un espacio relativamente compacto, y sin emisiones causantes del efecto invernadero. Sin embargo, los residuos radioactivos que se producen están activos durante años y deben ser gestionados para su almacenamiento en condiciones de sellado.

Países como Francia hicieron una apuesta decidida por esta forma de obtención de electricidad y realizaron grandes inversiones en la construcción de sus más de 58 reactores repartidos por todo el país en 19 centrales nucleares. Alemania, primera potencia industrial europea, decidió en el año 2011 cerrar todas sus centrales nucleares para el año 2022. El impacto del cierre de estas centrales en la factura eléctrica y la repercusión que ésta tiene en los sectores productivos, la industria y el grado de competitividad de estos sectores exige a los gobiernos una reflexión y planificación exhaustiva, de cara a garantizar un futuro desnuclearizado sin comprometer el bienestar y el crecimiento.

La fusión nuclear

Aunque aún está en una fase muy incipiente de investigación, sería un paso de gran importancia para obtener energía de forma limpia en el futuro, evitando, además, el problema que generan los residuos radioactivos derivados de la fisión.

Apuntes sobre la energía nuclear

Ventajas

  • Baja ocupación de terreno. Se produce una gran cantidad de energía en un espacio reducido.
  • Se obtiene energía de forma continua y en grandes cantidades.
  • Producción energética sin CO2 y, por tanto, es una herramienta importante contra el efecto invernadero.

Desventajas

  • Materias primas escasas.
  • Se producen residuos radioactivos peligrosos que permanecen activos miles de años.
  • Aunque los accidentes son muy extraños, tienen graves consecuencias.
  • A pesar de que se trata de una tecnología probada y madura, su seguridad depende en gran medida del factor humano.