Jornadas y Noticias

El Coche eléctrico

Quizá sería más exacto el término movilidad eléctrica, ya que no solo se refiere al vehículo privado, sino también a furgonetas, motocicletas y autobuses de tracción 100% eléctrica que ya circulan en los servicios públicos de nuestras ciudades. Todos ellos engloban esta movilidad que ha llegado para quedarse por ser una alternativa real, eficiente y viable al uso de gasolinas y gasóleos en el transporte.

Este sector depende en un 95,5% de los derivados del petróleo y es el segundo sector más consumidor de energía. Supone en torno al 38% del total de la energía que se demanda en Euskadi. Por este motivo es clave diversificar las fuentes de energía utilizadas para contribuir a un sector transporte más equilibrado y sostenible. En este sentido, la electrificación del transporte contribuirá a mejorar la situación energética de este sector.

Ventajas del vehículo eléctrico

El coche eléctrico presenta ventajas energéticas y medioambientales:

  • Menor consumo. Es una tecnología altamente eficiente.
  • Menor coste de la energía. La eléctricidad mantiene un precio inferior al de los derivados del petróleo.
  • Menores costes de mantenimiento.
  • No contamina acústicamente
  • No contamina allá donde circula. Limpio.
  • Gran variedad de modelos.
 

Análisis económico

La movilidad eléctrica pura es más eficiente, es decir, consume menos energía. Tiene menores pérdidas mecánicas y su alto rendimiento energético se refleja en el hecho de que por cada unidad de energía utilizada aprovecha hasta un 73% frente al 20% de los coches convencionales. Por este motivo, necesitan menos energía para recorrer los mismos kilómetros, ya que la aprovechan mejor.

Desde un punto de vista económico, la inversión inicial en el vehículo es ligeramente superior al de los coches convencionales, aunque esta diferencia se está moderando poco a poco. En todo caso, al precio de adquisición debería descontarse las ayudas que diferentes Administraciones establecen para compensar esta diferencia, entendiendo que sustituir un vehículo de combustión por otro eléctrico es una mejora para todo el sector del transporte.

En cualquier caso, a la hora de tomar una decisión relevante como es la compra de un vehículo, es muy importante realizar un análisis del vehículo durante toda su vida útil, ya que en el caso del eléctrico las necesidades de mantenimiento son mucho menores y el combustible –la energía- es más económica que los carburantes para los coches convencionales. A  título ilustrativo, el coste de la electricidad para circular 100 kilómetros es de aproximadamente 2 euros.

Autonomía

La autonomía del vehículo eléctrico está aumentando paulatinamente. Actualmente ronda los 400 km sobre el papel, aunque  esta varía dependiendo de la forma de conducción y la velocidad. En cualquier caso, el almacenamiento de energía está experimentando grandes avances tecnológicos, al mismo tiempo que su precio reduce, lo que permite prever importantes aumentos de la autonomía real.

Para minimizar las dudas que genera la autonomía disponible a la hora de usar un vehículo eléctrico, existen en Euskadi más de 70 puntos públicos de recarga que aportan un plus de confianza para utilizar la movilidad eléctrica. En su mayoría son puntos de carga lenta, aunque también hay de carga rápida que permiten cargar la batería en poco más de 20 minutos. Los desplazamientos diarios de la mayoría de los usuarios de coche particular no superan los 30 kilómetros, por lo que la autonomía actual del vehículo eléctrico es más que suficiente, y los puntos de recarga son, además, un refuerzo psicológico que aporta mayor confianza.

La carga nocturna es la forma más habitual de recargar sus baterías. Normalmente se realiza en el domicilio particular,  enchufando el coche durante la noche para que esté listo para su uso a la mañana siguiente. También es cada vez más común disponer de puntos de carga particulares en garajes comunitarios, ya que las instalaciones son sencillas y, aunque sea necesario instalar cable, no requiere de grandes instalaciones ni de complicados trámites para obtener los permisos de instalación. Simplemente se debe notificar a los administradores la próxima instalación del mismo.