Estás en: Planificación energéticaEstrategia E2030
ampliar tamaño de la fuente reducir tamaño de la fuente

Estrategia Energética de Euskadi 2030

La Estrategia Energética de Euskadi 2030 (3E2030) se aprobó en Consejo de Gobierno de julio de 2016. El Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad lideró la elaboración de una nueva Estrategia Energética impulsado por la necesidad de revisar los objetivos que se habían fijado con el horizonte temporal del año 2020 y redefinir los mismos de cara al 2030, con la finalidad de adaptarse a la nueva situación generada por la evolución del marco normativo, de la tecnología, de los mercados y del consumo energético de los últimos años, marcados por la crisis económica y financiera internacional.

Estrategia Energética Vasca 3E2030 (PDF)

Objetivos de la Estrategia Energética de Euskadi 3E2030

La Estrategia Energética de Euskadi 2030 (3E2020) define los objetivos y las líneas básicas de actuación del Gobierno Vasco en materia de política energética para el período 2016-2030. Esta Estrategia se enmarca dentro de una visión a más largo plazo para alcanzar un sistema energético cada vez más sostenible en términos de competitividad, seguridad del suministro y bajo en carbono.

Los objetivos que se plantean al año 2030 son:
  1. Alcanzar un ahorro de energía primaria de 1.250.000 tep año entre 2016-2030, lo que equivaldría al 17% de ahorro en 2030. Esto supondría mejorar la intensidad energética un 33% en el periodo.
  2. Potenciar el uso de las energías renovables un 126% para alcanzar en el año 2030 los 966.000 tep de aprovechamiento, lo que significaría alcanzar una cuota de renovables en consumo final del 21%.
  3. Promover un compromiso ejemplar de la administración pública vasca que permita reducir el consumo energético en sus instalaciones en un 25% en 10 años, que se implanten instalaciones de aprovechamiento de energías renovables en el 25% de sus edificios y que además incorporen vehículos alternativos en el parque móvil y en flotas de servicio público.
  4. Alcanzar una cuota del 25% de energías alternativas en el transporte por carretera, incidiendo en la progresiva desvinculación del petróleo y la utilización de vehículos más sostenibles.
  5. Aumentar la participación de la cogeneración y las renovables para generación eléctrica de forma que pasen del 20% en el año 2015 al 40% en el 2030.
  6. Potenciar la competitividad de la red de empresas, centros tecnológicos y agentes científicos vascos, impulsando 9 áreas prioritarias de investigación, desarrollo tecnológico e industrial en el campo energético, en línea con la estrategia RIS3 de especialización inteligente de Euskadi.
  7. Contribuir a la mitigación del cambio climático mediante la reducción de 3 Mt anuales de gases de efecto invernadero debido a las medidas energéticas, lo que supone la reducción de un 35% de las emisiones de gases de efecto invernadero de origen energético en relación a las del año 2005.

Compromiso temporal

El plazo temporal para alcanzar los objetivos estratégicos y operativos planteados es de 15 años, aunque también se han establecido compromisos intermedios a los 5 y los 10 años. La mayor parte de las acciones contempladas en la Estrategia se llevarán a cabo durante todo el período establecido.

Actividades a desarrollar y medios

En el sector Industrial

Se pretende mejorar la competitividad en costes energéticos e impulsar la progresiva sostenibilidad del consumo energético. El objetivo es contribuir a la mejora de la industria y a la reducción de sus impactos ambientales reduciendo el consumo de energía y fomentando la utilización de energías más sostenibles. El apoyo a la implantación de sistemas/equipos complementarios de aprovechamiento térmico de energías renovables (solar térmica, geointercambio, biomasa) constituye una línea de actuación de cara a maximizar el uso de las renovables en la industria, reducir su dependencia energética, disminuir la factura energética y reducir emisiones de CO2.

En el sector Transporte

El objetivo es disminuir la dependencia del petróleo, y la estrategia básica es impulsar la utilización de vehículos alternativos y potenciar la incorporación de las instalaciones de recarga necesarias. Esta apuesta por la sustitución de este combustible por otras energías alternativas contribuye a la mejora de la calidad del aire y a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Las actuaciones pasan por fomentar la movilidad sostenible y la utilización de modos de transporte más eficientes, promover el uso de transporte público, el uso de vehículos más eficientes y la utilización racional de los mismos, así como impulsar el uso de combustibles y tecnologías alternativos.

En los Edificios y el hogar

Es necesario avanzar en la reducción del consumo de energía, incrementando además la integración de nuevas instalaciones de aprovechamiento de las renovables para autoconsumo térmico y eléctrico. Las actuaciones se deben de llevar a cabo tanto en las viviendas como en el sector servicios mediante la reducción del consumo y el incremento del uso de renovables en edificios y el hogar mediante la promoción de mejoras energéticas en edificios y viviendas y la formación y sensibilización para la eficiencia y gestión de la energía en edificios.

En el sector Público

Mención especial requiere el compromiso para promover una administración pública vasca energéticamente más eficiente, que debe servir como ejemplo de racionalidad en la gestión para reducir la factura energética, contribuir a mitigar el cambio climático y como sector movilizador de inversiones.

En el sector Energético

Se impulsará la generación eléctrica mediante de energías renovables en Euskadi con criterios de sostenibilidad económica y medioambiental promoviendo el desarrollo industrial en el sector. Para lograr este objetivo se aumentará la capacidad de generación renovable en un marco de consenso institucional y con criterios de sostenibilidad y se impulsará el desarrollo de nuevas energías renovables. Además, en línea con lo que se ha desarrollado en los últimos años, se continuará con la realización de estudios, trabajos y análisis necesarios para tratar de conocer la presencia de potenciales recursos de gas natural, siempre dentro del marco de la legislación vigente.

En el sector I+D+i Energía

La estrategia vasca de desarrollo tecnológico e industrial en materia energética tiene como objetivo consolidar la red de empresas y agentes científico-tecnológicos y su competitividad a nivel global, en base a las capacidades de la industria vasca, de forma que contribuya a la especialización inteligente de Euskadi (RIS 3) y se erija en fuente de riqueza, empleo y calidad de vida. Para ello, se pretende afianzar a las empresas tractoras vascas como referentes tecnológicos y desarrollar actividades empresariales en ámbitos energéticos emergentes y en tecnologías transversales.

Para la consecución de los objetivos energéticos planteados se deben promover unas inversiones en el conjunto de sectores de 4.930 M€ en el período 2016-2030. Por áreas, destacan las inversiones a realizar en eficiencia energética (45%) y en renovables (50%). Las inversiones de la Administración vasca serían 920 M€.