Estás en: La ciudadanía vasca respalda las renovables y el gas
ampliar tamaño de la fuente reducir tamaño de la fuente

16/11/2017

La ciudadanía vasca respalda las renovables y el gas

La ciudadanía vasca cree que el cambio climático está sucediendo, le preocupa y confía en el desarrollo de las energías renovables para combatirlo.

  • El 95% apuesta por desarrollar más energías renovables como la eólica o solar, el 92% está a favor de impulsar el transporte público y un 80% considera que hay que seguir incentivando la compra de vehículos eléctricos
  • El 50% de las personas encuestadas apuntan a las sequías, las olas de calor, el tiempo impredecible, o los escasos cambios entre estaciones, como algunos de los efectos del cambio climático.
  • El 95% apuesta por desarrollar más energías renovables como la eólica o solar, el 92% está a favor de impulsar el transporte público y un 80% considera que hay que seguir incentivando la compra de vehículos eléctricos

El 90% de la población vasca considera que el cambio climático está sucediendo y más de un 80% se muestra preocupada por este problema ambiental, según se desprende de los resultados del primer estudio de percepción ciudadana en Euskadi sobre energía y cambio climático, realizado por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco, en colaboración con Ihobe, Sociedad Pública de Gestión Ambiental y el Ente Vasco de Energía-EVE, y  el apoyo de los ayuntamientos de Vitoria-Gasteiz, Bilbao y Donostia.
 
El objetivo principal del estudio, obtenido a partir de las entrevistas realizadas en Euskadi entre el 5 y 11 de octubre a un millar de personas mayores de 18 años, ha sido medir las actitudes que presenta la población vasca hacia diversos temas relacionados con el cambio climático y la energía. Según se desprende de sus datos, a la certeza sobre la existencia del cambio climático, se une además el convencimiento de que la actividad humana es la mayor causa del mismo y la necesidad de cambiar de hábitos y apostar por las energías renovables.  
 
El informe ha sido presentado esta mañana en Bilbao por la viceconsejera de Medio Ambiente, Elena Moreno, y el director del EVE, Iñigo Ansola, y en él destaca un mayor grado de preocupación de la población de Euskadi por el cambio climático, en comparación con estudios similares realizados en Francia, Noruega o Alemania.
 
En cuanto a las consecuencias de este fenómeno ambiental en Euskadi, el 50% de las personas encuestadas apuntan a las sequías, las olas de calor, el tiempo impredecible, o los escasos cambios entre estaciones, como algunos de estos efectos. Respecto a los sentimientos que genera el cambio climático, un 48% afirma sentir impotencia, un 36% indignación y un 31% miedo.
 
La sociedad vasca parece asumir que para luchar contra el cambio climático será necesario cambiar de hábitos. Así, un 88% considera que es necesario que las personas reduzcan su consumo de energía, y un 85% cree que habrá que renunciar a ciertas comodidades. En cuanto a las posibles soluciones que pueda aportar la ciencia para combatir el cambio climático sin cambiar el modelo de vida, un 55% manifiesta estar poco o nada de acuerdo con esta afirmación.
 
“Es importante comprobar en este estudio la madurez ambiental de la ciudadanía vasca. La demostración es que un 90% de las personas encuestadas ha indicado que Euskadi debe tener objetivos ambiciosos en la lucha contra el cambio climático y un 56% entiende que este reto implica a todos los agentes de la sociedad: Gobierno Vasco, Diputaciones Forales, Ayuntamientos, empresas y ciudadanía, y que todos tienen que actuar para frenar su avance”, ha afirmado Elena Moreno, viceconsejera de Medio Ambiente. “Esta actitud positiva se refuerza con el hecho de que el 77% de la población está de acuerdo en que las instituciones inviertan en la lucha contra el cambio climático”, ha matizado la viceconsejera.
 
En cuanto a las medidas para combatir el cambio climático, el 95% apuesta por desarrollar más energías renovables como la eólica o solar, el 92% está a favor de impulsar el transporte público y un 80% considera que hay que seguir incentivando la compra de vehículos eléctricos.
 
“El resultado de esta encuesta nos indica que estamos alineados con estas prioridades ciudadanas cuando nos marcamos objetivos como los de la Estrategia Energética 2030, que precisamente inciden en la eficiencia y el ahorro, en las fuentes renovables, en la necesidad de aprovechar las fuentes energéticas propias y en apoyarnos en el gas como energía de transición”, ha señalado el director general del EVE, Iñigo Ansola
 
En el ámbito municipal la ciudadanía tiene muy claras cuáles serían las medidas a aplicar ya que en porcentajes que van desde 93% hasta un 82%, afirman estar totalmente o bastante de acuerdo en reducir el consumo energético e implantar renovables en las instalaciones municipales; disponer de más zonas verdes; promover la peatonalización y el uso de la bicicleta; fomentar el consumo de alimentos locales, o restringir el uso del coche privado, y fomentar el transporte público urbano.
 
Respecto a la fijación de impuestos para aquellos vehículos que más contaminan, un 59% está totalmente o bastante de acuerdo y un 36% está poco o nada de acuerdo. Así mismo, más de la mitad de la población consultada, un 53%, se muestra desfavorable a subir los impuestos a los viajes en avión, frente a un 34% que apuesta por este tipo de medidas.
 
Entre todas las medidas propuestas en el estudio para reducir el cambio climático, destaca que un 69% de la población se muestra reacia a subir el precio de la gasolina para disminuir la contaminación atmosférica, frente a un 25% que está totalmente o bastante de acuerdo.
 
A la pregunta de cuál es el motivo principal por el cual no realiza acciones contra el cambio climático, un 24% de la población indica la comodidad o la falta de tiempo, un 23% asegura no saber qué hacer y un 22% cree que son las empresas y las administraciones públicas las que tienen que tomar medidas.
 
En cuanto a la relación existente entre cambio climático y energía, un 83% de la población opina que hay mucha o bastante y respecto a las fuentes de energía que habría que impulsar en Euskadi, la solar, la eólica, la marina y la geotermia obtienen las mejores puntuaciones, frente a los derivados del petróleo y a la energías nuclear, que suspenden entre las opciones planteadas.
 
El estudio del Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco se realizó entre los días 5 y 11 de octubre en los tres territorios históricos mediante mil entrevistas telefónicas individuales dirigidas a una población de 18 o más años. En concreto se realizaron 250 entrevistas en Araba, 425 en Bizkaia y 325 en Gipuzkoa.
 
NOTA: El informe completo se puede encontrar en la página Web del Gabinete de Prospección Sociológica:
http://www.euskadi.eus/estudios_sociologicos

Galería de Imagenes